Soneto

Aquí en mi cuarto encerrada,

pienso, con rabia, en qué debió haber sido,

y lo comparo con lo que ha ocurrido.

Aquí mismo, yo sola, solitaria.

Si pudiera salir como si nada

y entonces reunirme otra vez contigo,

poderme escapar de mi destino,

no estaría quizás tan amargada.

Pero no puedo desobedecer,

no tengo derecho a equivocarme,

la prohibición es siempre por nuestro bien.

Creí que decidía yo: no solían contrariarme.

Mas en verdad ellos lo hacían: me enteré

cuando quise algo que no quisieron darme.

Rima S.

Anuncios

Acerca de rimilla

Partidaria de la revolución con palabras, porque son la mejor arma para cambiar las cosas.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Rimas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s